CEREBRO

En una publicacion reciente de la revista “Antioxidant & Redox Signaling” investigadores del Instituto Salk, en la Joya, California, realizaron una extensa investigacion que reunio mucha de la informacion relacionada con un problema que produce multiples problemas de salud en personas de edad avanzada (Alzheimer, Parkinson, Demencia senil, etc.), la caida de niveles de glutation en el cerebro.

El declive de las funciones cognitivas y motores es una de las caracteristicas del envejecimiento. Esto es resultado de los cambios en aprendizaje y memoria asi como en una deficiencia en el balance y coordinacion que impacta significativamente la calidad de vida.

La edad es el factor de riesgo mas importante para un gran numero de enfermedades neurodegenerativas. Alteraciones en el equilibrio oxidante-antioxidante, procesamiento y modificacion de proteina, problemas de funcion mitocondrial y respuesta inmunologica han sido relacionados con un declive producido por el envejecimiento del cerebro.

El glutation en el cerebro decrementa con la edad en los humanos y su perdida impacta la funcion cognitiva. Una caida de glutation esta asociada con la activacion microglial y una disfuncion endotelial, ambos contribuyendo a fallas en la funcion cerebral.

Cambios en el equilibrio oxidacion-antioxidacion puede potenciar la acumulacion de productos que resulten en defectos en el procesamiento y funcion de proteinas asi como un incremento en la inflamacion.

Muchos de lso cambios en el cerebro asociados con la edad estan ligados a una caida en los niveles de glutation.

Investigaciones mas profundas deben realizarse para comprender los efectos de la caida de glutation con un enfasis importante en los factores envueltos en el metabolismo del glutation.

El glutation es una proteina producida al interior de las celulas que tiene importantes funciones en los sistemas antioxidantes, desintoxicadores e inmunologicos del cuerpo, y mantener niveles saludables de glutation a traves del uso de precursores es vital para mantener una salud perdurable.

Fuente: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23249101