El sistema inmunológico funciona mejor si las células linfoides tienen un balance delicado a traves de buenos niveles de glutatión.

Aun los cambios mas moderados en los niveles de glutatión tiene profundos efectos en las funciones del linfocito.

Algunas funciones, como la respuesta sintética del ADN, son muy sensitivas para reaccionar a los reactivos de oxigeno y, debido a esto, se favorecen por altos niveles de glutatión.

La evidencia actual muestra que los linfocitos de humanos sanos tienen en promedio, niveles óptimos de glutatión.

En la enfermedad, las funciones inmunologicas estan asociadas con una deficiencia de glutation y cisteina y pueden ser restauradas y mejoradas por la suplementacion de cisteina. Este factor ha sido estudiado extensivamente en el caso del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), pacientes quien, en promedio, tienen una perdida masica de 4 gr de cisteina por dia.

Dos estudios controlados mostraron que el tratamiento de pacientes infectados con VIH con precursores de glutation mejora la funcion inmunologica, incluyendo una restauracion casi compĺeta de de la actividad de las celulas K (killer cells).

AUn falta por ser probada la suplementacion con cisteina en muchas enfermedades y condiciones donde niveles bajos de cisteina se presentan y se tienen como consecuencia problemas en las funciones inmunologicas, pero es un avance importante y altamente recomendable el uso de cisteina en estos casos.

Fuente: http://www.glutathioneexperts.com/pdfs/glutathione-additional-usages-34.pdf